Visitantes

9.11.12

Retiro del Apostolado de la Divina Misericordia en San Luis Potosí

 Imagen de la Divina Misericordia entronizda en la parroquia

El pasado Miércoles 31 de Octubre, en la Iglesia de San Juan de Guadalupe, en esta ciudad de San Luis Potosí, tuvo lugar un retiro presidido por el Padre Dominique Gastineau, Apóstol de la Devoción al Señor de la Misericordia del Instituto Religioso de Jesús Crucificado, procedente de Roma.

Padre Dominique Gastineau impartiendo la conferencia

El retiro, que contó con la asistencia de algunas 400 personas, comenzó a las 10:00 AM con la Adoración al Santísimo Sacramento. De ahí siguió el rezo de las Laudes y un par de conferencias, para después proseguir con el rezo de la Coronilla, la meditación de la Pasión del Señor. Hubo confesiones a lo largo de la jornada y una última conferencia en donde se expuso el desarrollo del movimiento, para concluir con la Santa Misa, que se celebró alrededor de las 5:00 PM.

Adoración al Santísimo Sacramento

 
El punto central de lo expuesto en el retiro, por supuesto, fue la conformación de los diferentes grupos de Apostolado de la Divina Misericordia y una iniciativa de oración para la paz de la ciudad: el compromiso de ofrecer tres coronillas diarias en favor de las personas de mayor maldad en la ciudad. Para que este ofrecimiento sea más efectivo, se resaltó que es necesario cultivar tres virtudes: la humildad, el amor a Dios y la pureza del corazón.

En el marco del Año de la Fe el padre Gastineau (acompañado de una reliquia de San Pío de Pietrelcina) se refirió al depósito de la fe, custodiado por el Papa Benedicto XVI y sus predecesores, recordando que la revelación es única porque Dios es único y por lo tanto Su Palabra, el Evangelio, no puede modificarse, sino tan sólo profundizar en su entendimiento bajo la luz del Espíritu Santo mientras se continúa en peregrinación por el mundo. El padre afirmó que la Iglesia, como tal, está al servicio del Evangelio y bajo el Evangelio, porque la verdad es siempre la misma y al final, la Palabra de Dios se habrá realizado plenamente.
 
La reliquia de San Pío de Pietrelcina enfrente del Santísimo Sacramento durante las conferencias
 
El padre resaltó también el llamado de todo cristiano a vivir en la luz y afirmó que, para vivir en la luz, se necesita poner en práctica el Evangelio. Dijo que cada uno de nosotros tenemos una gran misión de santidad que cumplir sobre la tierra y que, la señal de que estamos en el camino correcto hacia la santidad, es la paz en el corazón. La persona guiada por el Espíritu Santo, aunque padezca cualquier evento durante la vida, tendrá siempre paz en el corazón.

Bajo la mirada de Jesús Sacramentado (que estuvo expuesto durante todo el retiro), el padre Gastineau enfatizó también las exigencias de la Misericordia, parafraseando a San Francisco de Asís:

"Empecemos hoy a hacer el bien, porque aún no lo hemos hecho"

Quien desee comprometerse a rezar diariamente las tres coronillas a la Divina Misericordia por la paz en la ciudad San Luis Potosí, puede registrarse a los teléfonos: 8204988 y 8152934.

1 comentario: